miércoles, 25 de enero de 2017

RED DELICTIVA EN CABA-PROSTÍBULOS Y TALLERES CLANDESTINOS



https://youtu.be/ymg0wqEkw0c

https://laalameda.wordpress.com/2013/10/02/video-y-escrache-hoy-al-prostibulo-la-casita-feliz-de-once/





Buenos Vecinos Once y la Fundación Alameda, acompañados por referentes religiosos del barrio como el sacerdote Juan Carlos de la Iglesia Balvanera (San Expedito), escrachamos este miércoles 2, a las 19 hs al prostíbulo “La Casita Feliz”, ubicado en Sarmiento 2634 Planta Baja, uno de los prostíbulos emblemáticos del barrio de Once. 
El prostíbulo tiene en su haber 14 causas penales. El 911 del Ministerio de Seguridad Nacional recibió cientos de llamadas de los vecinos del edificio. El propio Gobierno de la Ciudad, a través de su cuerpo inspectivo, hizo reiteradas inspecciones con clausuras (ver video). Y aquí no ha pasado nada.


La explotación sexual en Sarmiento 2634 PB es durante las 24 hs todos los días de la semana. Asimismo existen sospechas que se dedican a la comercialización de drogas. El dueño del departamento prostíbulo es Elías Alberto Balás Yazdi.  prostíbulo tiene conexión con otros dos prostíbulos en el edificio de av. Pueyrredón 225. Balás Yazdi a su vez es dueño de cinco sucursales de lencería erótica (Casa Balás). El teléfono del prostíbulo “La Casita Felíz” (4954-8319) figura a nombre de Javier Apaza Fuentes.
Ocho familias en el edificio de Sarmiento 2634 PB desde hace más de un año que viven aterrorizados por por la mafia prostibularia que cuenta con la protección de los funcionarios policiales, judiciales y políticos. Estos vecinos vinieron a las asambleas de Buenos Vecinos Once y la Alameda realizadas en la Iglesia Balvanera (donde se celebra San Expedito), al teatro IFT...



Esta entrada tiene el propósito de difundir la noticia así como el accionar de "La Alameda" o "Asamblea Parque Avellaneda" en la lucha que han encarado, junto a los "Buenos Vecinos de Once" , en contra del crimen organizado.  Una Empresa de titanes dada la evidente complicidad de los funcionarios. Desde el 2008 vienen denunciando judicialmente la existencia de  prostíbulos, trata de menores, venta de droga y también de los talleres textiles esclavos.
Y lo más increíble, la causa recayó en el juzgado del juez Ariel Lijo, paladín de la cruzada anti corrupción, quien la cajoneó más de dos años, para después declararse INCOMPETENTE.