miércoles, 6 de abril de 2016

No sobran empleados, falta Estado...


http://axelkicillof.com.ar/no-sobran-empleados-empieza-a-faltar-estado/

El gobierno de Macri sigue adelante con su plan sistemático de achicamiento del Estado y sus funciones, echando a más de 25.000 empleados públicos (no hay datos ciertos). Los sindicatos señalan que en 100 días de gobierno hubo más 110.000 despidos y ahora la UIA anuncia que los tarifazos dejarán en la calle a 300.000 trabajadores más, lo cual muestra que el desempleo está pegando todavía más fuertemente en el sector privado. Estos despidos son consecuencias del plan de ajuste que está aplicando el gobierno y sirve también para que el miedo a perder el trabajo reduzca las pretensiones salariales.
Ayer hubo más de 120 despidos en el Ministerio de Economía, que se suman a otros tantos recientes en el Ministerio de Trabajo, Educación, Cultura, Justicia, Cancillería, etc. Ahora está la infantería en la puerta del Ministerio de Hacienda y no deja ingresar a los trabajadores (rara forma de echar a los que presuntamente no van a trabajar).
La metodología es la del terror. Los despidos son sin causa y afectan a trabajadores de cualquier antigüedad, condición contractual y familiar. No son ñoquis, ya ni siquiera esa es la excusa que usa el gobierno. Les espían Facebook, Twitter, sus computadoras para ver qué piensan. Nunca se evalúa su desempeño laboral. Los despidos, además de la persecución política, obedecen a una idea de achicar el Estado y sus funciones. Y al mismo tiempo, en muchos casos, el gobierno contrata a más funcionarios con sueldos gerenciales.
Al gobierno de Macri le sobran todos los inspectores de precios porque no piensa controlar los abusos de los supermercados. Le sobran todos los trabajadores que defienden los derechos del consumidor en Consumo Protegido. Le sobran todos los trabajadores que inspeccionaban bancos y financieras. Los que trabajaban en Progresar para que los jóvenes terminen sus estudios. Los que trabajaban en PROCREAR planificando viviendas para los sectores medios. Le sobran quienes facilitan el acceso a la justicia a los ciudadanos atendiendo en loa CAJ. Tampoco le hacen falta los que distribuyen computadoras a los chicos de las escuelas públicas. Para el gobierno de Macri sobran los trabajadores del Estado que se ocupaban de proteger derechos, fomentar el crédito y la industria, cuidar a las Pymes y a los consumidores.
Por eso, que no te mientan, NO SOBRAN EMPLEADOS, empieza a faltar Estado. Y CUANDO FALTA EL ESTADO, FALTAN DERECHOS.