jueves, 3 de agosto de 2017

EL ÉXITO DE LA BOLIVIANIZACION

LA BOLIVIANIZACION DE LA ECONOMÍA PERMITE EL MANEJO SOBERANO DE LA POLITICA MONETARIA













LA PAZ (Sputnik).- La política monetaria y el sistema financiero de Bolivia gozan de buena salud, sostuvo en rueda de prensa el presidente del Banco Central, Pablo Ramos, al difundir las cifras del primer semestre de 2017.

“En el contexto internacional nuestra posición está en un buen ranking, estamos económicamente bien”, declaró Ramos al presentar los datos del comportamiento monetario y financiero del país durante el primer semestre de este año.

Las cifras ubican al país entre los primeros lugares en cuanto a estabilidad y crecimiento económico, indicó el Banco Central.

Ramos explicó que en el primer semestre de este año la política monetaria tuvo un carácter expansivo a través de bajas tasas de interés que garantizaron, entre otras cosas, el acceso a créditos productivos que son importantes para dinamizar la economía.

Asimismo, señaló que el ente emisor tomo las medidas adecuadas para “garantizar los recursos financieros suficientes para que las transacciones económicas se lleven a cabo sin restricciones”.

Mientras la política monetaria se caracterizó por mantener el tipo de cambio que garantizó la estabilidad económica, el sistema financiero mostró “solvencia y solidez”, dijo el presidente del Banco Central.

“La cartera en mora se mantiene baja con el 1,7%, lo que quiere decir que quienes se prestan dinero del banco son buenos pagadores”, destacó.En ese marco, remarcó que el éxito de las finanzas del país se debe en gran medida al proceso de bolivianización de la moneda que se expresa en que el 84,4% de los depósitos y el 97,2% de los préstamos se realizan en pesos bolivianos.

“La bolivianización ha sido una política exitosa porque nos permite el manejo soberano de la política monetaria y de la política económica en general”, sostuvo el presidente del ente emisor.



















Precisó que las Reservas Internacionales Netas del país se incrementaron de 10.081 millones de dólares en enero de 2017 a 10.306 millones de dólares al 30 de junio pasado y que representan el 23% del Producto Interno Bruto, lo que le ha permitido al país tener “un coeficiente adecuado de deuda” interna.

El Banco Central ha otorgado en los últimos años créditos a las empresas productivas estratégicas de Bolivia con fondos provenientes de las Reservas Internacionales por un total aproximado de 368,8 millones de dólares (2.571 millones de bolivianos).Ramos aseguró que las empresas estratégicas del Estado están cumpliendo sus compromisos de pago de los créditos que recibieron.

El manejo adecuado de la política monetaria y un comportamiento sano del sistema financiero ubican a Bolivia entre los países de mayor estabilidad económica y proyección de crecimiento en la región, resumió Ramos.