viernes, 24 de marzo de 2017

Recordando a PABLO NERUDA

Pablo Neruda-Seudónimo del extraordinario poeta  Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto-Nació  en (Parral, Región del Maule; 12 de julio de 1904-Santiago, Chile-
 Premio Nobel de literatura en 1971, el más grande poeta del siglo XX Contemporáneo del prodigioso poeta clásico Federico García Lorca,y de otras notables figuras del arte como Rafael Alberdi, Octavio Paz, Picasso junto a quien recibe en 1950 el Premio Nobel de la Paz
Murió el 23 de setiembre de 1973 en Santiago. habiendo pasado sus últimos años en Isla Negra Su casa fue saqueada después del golpe encabezado por el general Augusto Pinochet y sus libros, incendiados.
En 1992, los restos de Neruda y Matilde Urrutia, su esposa fueron exhumados y llevados para un velatorio ceremonial en el Salón de Honor del ex Congreso Nacional. para luego dar cumplimiento al deseo del poeta: que sus restos fuesen enterrados en su casa de Isla Negra. Ese lugar y todas las demás pertenencias son ahora museos administrados por la Fundación Neruda.

Recordar a Neruda es recuperar la esencia de la palabra, el milagro de la dicción derramando el idioma en el bello arte de la comunicación.

























Recordar:
"Para que tu las oigas
mis palabras,
se adelgazan, a veces
como las huellas de las gaviotas en las playas..."






















O de CONFIESO QUE HE VIVIDO ... El poeta...

"Tiene que caminar en la oscuridady encontrarse con el corazón del hombre,
con los ojos de la mujer, con los desconocidos de la calle, de los que a cierta
hora crepuscular o en plena noche estrellada, necesitan, aunque sea nomas que un solo verso.
Esa visita a lo imprevisto vale todo lo andado, todo lo leído, todo lo aprendido....
Hay que perderse entre los que no conocemos para que de pronto recojan lo 
nuestro de la calle, de la arena, de las hojas caídas mil años en el mismo bosque... y tomen tiernamente, ese objeto que hicimos nosotros... Solo entonces
seremos verdaderamente poetas.
En ese objeto vivirá la poesía."

Y continúa...

"la burguesía exige una poesía más y más aislada de la realidad. El poeta que sabe llamar al pan pan y al vino, vino, es peligroso para el agonizante capitalismo. Mas conveniente es que el poeta se crea un "pequeño dios"
Esta creencia, esta actitud, no molesta a las clases dominantes
El poeta permanece así, conmovido por su aislamiento divino, y no se necesita sobornarlo o aplastarlo.

El honor de la poesía fue salir a la calle, fue tomar parte en este y otro combate.
La poesía es una insurrección.
La vida sobrepasa las estructuras y hay nuevos códigos para el alma...."

O "Sobre una poesía sin pureza"...
"Una poesía impura como un traje en un cuerpo, con manchas de traición y actitudes vergonzosas, con arrugas, observaciones, sueños vigilias, profesías, declaraciones de amor y de odio, bestias sacudidas, idilios, creencias políticas, negaciones, afimanciones, impuestos.
La sagrada ley del madrigal y los decretos del tacto, olfato, gusto, vista, oído, el deseo de justicia, el deseo sexual, el ruido del océano, sin excluir deliberadamente,nada, la entrada en la profundidad de las cosas en un acto de arrebatado amor y el producto poesía manchado de palomas digitales con huellas de cliente y de hielo, roído tal vez levemente por el sudor y el uso.
Hasta alcanzar esa dulce superficie del instrumento tocado sin descanso, esa suavidad durísima de la madera manejada del orgulloso hierro.
La flor, el trigo, el agua, tienen también esa consistencia especial, ese recurso de un magnífico tacto.
Y no olvidemos nunca la melancolía , el gastado sentimentalismo..."






























O de "EL RIO INVISIBLE" 

EL LLANTO DE LOS TRISTES.

Lloremos, corazón, por los que quedan,
por todos los que un día se quedaron
con todas sus angustias y sus penas;
lloremos por los tristes que una tarde
anhelaron un sol de primavera
y sintieron dulzores de esperanzas
dentro del alma dolorosa y buena.
Por los que fracasaron y que corren
buscando idealismos que se alejan
(se pierden en el linde del camino
y se van, y se van, y nunca llegan...)
Y por todos aquellos que presienten
manos de blanca suavidad de seda,
que esperan a la amada que no viene
(saben que no vendrá, pero la esperan)

Por los que se murieron no lloremos,
dejemos que se vayan sin sentirlos
y no vistamos luto a su recuerdo............................

Quizá desde una vida no soñada
que nosotros también conoceremos,
ellos nos compadezcan. Poco a poco
seguiremos la ruta que siguieron,
sentiremos la misma repugnancia
hacia la vida, que sintieron ellos.

¡Lloremos por los tristes que se quedan
y por los que se han ido, no lloremos!"

Y también su proclama.... de "MAÑANA EN TODO EL CARIBE"


"...Jóvenes puros de este mar sangriento,
jóvenes comunistas de este día;
Sereís cada vez más para limpiar
el territorio de las tiranías...

Recordando a Pablo Neruda ... recuperando la esencia de "las palabras"...

























Y también su forma de escribir la historia, que pende de las hojas de sus
libros con gesto de furia desatada y de denuncia firme y clara, como pergaminos indelebles, como testimonio más sagrado que la Biblia....

"... Después Sandino atravesó la selva
y despeñó su pólvora sagrada
contra marinerías bandoleras.

El yanqui no esperó lo que pasaba
pero por experiencia supo pronto
quienes eran Sandino y Nicaragua
....
acostumbrado a colgar los negros
mostrando valentía sobrehumana
dos mil encapuchados ocupados
en un negro, una soga y una rama.
Aquí eran diferentes los negocios.
Sandino acometía y esperaba.
Sandino era la noche que venía
y era la luz del mar que los mataba.
Sandino era una torre con banderas.
Sandino era un fusil con esperanzas.

Nunca les enseñaron en la Escuela
que podía morir el que mataba."

Crepusculario. 
Veinte poemas de amor y una canción desesperada 
Tentativa del hombre infinito.  
El hondero entusiasta. 
Residencia en la tierra
España en el corazón
Nuevo canto de amor a Stalingrado.
Tercera residencia 
Canto General
Los versos del capitán
Las uvas y el viento
Navegaciones y regresos
Cien sonetos de amor y una canción desesperada
Canción de gesta
Las piedras de Chile
Memorial de la Isla Negra
La espada encendida
Himno y regreso
Que despierte el leñador

Tentativa del hombre infinito

Son, algunos de sus libros.